Se trata del proyecto Raíces del Río Rahue emplazado a unos 20 kms. De Osorno que afectaría
al único camino que tienen las familias del sector de Rauquemó, además de ser terrenos
inundables.

Con gran preocupación la Concejala de la comuna de San Pablo, Edith Canio Quiniao, reiteró su
preocupación por el proyecto parcelero Raíces del Río Rahue que pretende la venta de casi
doscientos sitios, suprimiendo de manera definitiva el actual y único camino que conduce hasta la
comunidad indígena del apartado sector de Rauquemó, en la comuna de San Pablo.
Dicha preocupación de la comunidad se genera debido a que en el proyecto que está emplazado
en uno de los fundos aledaños no se les consideró para su servidumbre de paso, siendo este el
único acceso de la comunidad debido a que por el otro lado de la comunidad están “arrinconados”
con el río Rahue, imposibilitados de transitar.
La Concejala de San Pablo, Edith Canio, quién además es habitante del sector, señaló que “hemos
hecho saber a las autoridades pertinentes, algunas se han pronunciado pero como las leyes
están mal hechas y a favor de los más poderosos, nuestra gente humilde que vive en comunidad
es la que siempre se ve afectada”.
Además la edil señaló la afectación ambiental debido a la construcción de fosos para drenar las
aguas del predio, comentando que “Acá hay hábitat de aves, en esta época empiezan a retirarse
con sus crías a las lagunas. Hoy en día las lagunas acá se están eliminando producto de los
drenajes que se están haciendo para que se sequen rápido estas vegas, esto en invierno es sólo
agua porque el río se desborda… pero aparte de eso lo que más nos preocupa es el acceso a las
familias”.
“Hoy en día vialidad tiene –el camino– enrolado justamente hasta donde comienzan las
parcelas, y antiguamente el camino que nos conectaba con Quilacahuín siempre ha estado pero
no está escrito en ninguna parte, por lo tanto eso es lo que ellos -los fundos- defienden, que sus
campos llegan hasta el río, excepto las escrituras de las familias de la comunidad porque ellos sí
tienen un borde río que usan de camino. Entonces la pregunta es ¿por qué las familias de las
comunidades sí tienen un límite con un camino vecinal con borde río y por qué los fundos no
tienen ese respeto por el borde río? cuestionó.
Hasta el momento las familias viven en la incertidumbre, viendo cómo de manera silenciosa su
único acceso terrestre será intervenido, siendo el aislamiento una realidad inminente, y viendo
también la afectación ambiental con la construcción de un foso de unos cuatro metros de
profundidad para drenar las aguas de los terrenos que serán vendidos a familias que sueñan con
una parcela, pero que en invierno quedarán inundados por acción normal de la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *