La actividad se llevó a cabo en Castro y contó una presentación por parte de
la Inspección Provincial del Trabajo sobre Acoso Laboral
El Seremi del Trabajo y Previsión Social, Ángel Cabrera Mancilla, junto a la Inspección
Provincial del Trabajo de Chiloé, realizaron un conversatorio para más de 100 dirigentes
sindicales que pertenecen a diferentes sectores productivos de empresas privadas y
organismos públicos del Archipiélago sobre el proyecto de Reforma de Pensiones que
impulsa el Gobierno del Presidente Gabriel Boric. La Inspección Provincial del Trabajo
participó con una exposición sobre Acoso Laboral.
“Muy conformes con esta actividad en la que participaron más de 100 dirigentes sindicales,
pues nos permite comunicar la reforma previsional que mejora no solo las pensiones de los
trabajadores y trabajadoras actuales, sino que también de los pensionados. Es muy
importante mejorar las pensiones, es una necesidad que tenemos como sociedad y que
tenemos que solucionar pronto. Nuestros pensionados ya han esperado mucho tiempo y es
momento de generar instancias para poder dialogar y eso fue lo que vinimos a hacer a
Castro, vinimos a informarle a nuestros dirigentes sindicales de que se trata la reforma
previsional, que hagan sus preguntas y socializar sobre este proceso”, dijo el Seremi del
Trabajo y Previsión Social, Ángel Cabrera.
Gustavo Cortés, vicepresidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la
Industria del Salmón de Quellón (Fetrasal), “me parece que está ha sido una bonita
instancia, una buena instancia, para conocer esta iniciativa que está presentado el Gobierno
y que tiene que irse a discusión lógicamente. Yo sé que no va a ser un proceso muy fácil,
pues también hay que pedirle apoyo a la derecha, pero creemos que es importante que hoy
día se mejoren las pensiones de nuestros jubilados y también de nosotros los trabajadores
que en algún momento vamos a tener que jubilar. Es importante que este proceso se siga
dando a conocer”.
John Hurtado, presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Salmón y
Mitílidos (Conatrasal), “quiero agradecer a la Inspección Provincial, al Seremi que vino
especialmente a juntarse con los chilotes para hablar de la reforma previsional. Estamos
muy de acuerdo con sus palabras, lo que planteó fue muy claro en cuanto a la reforma,
sabemos que cuesta que llegue la información acá pero con lo que se habló hoy nos queda
claro.”.
La reforma propone un sistema mixto público/privado, que contempla la creación de un
Seguro Social financiado con un incremento del 6% de la cotización en base al aporte de los
empleadores. Estos recursos complementarios al aporte de cada trabajador permitirán
mejorar significativamente las pensiones desde hoy, y garantizará un aumento de las
pensiones futuras mediante un sistema de distribución que considera el ahorro individual y
el esfuerzo de cuidados y otros riesgos. También, entre otras materias, propone la
separación de funciones de gestión de inversiones y administración de las cuentas.
Contenidos de la reforma
La reforma propuesta por el Gobierno del Presidente Boric contempla los siguientes tres
ejes:
1.Fortalecimiento de la PGU:
Con el objetivo de prevenir el riesgo de pobreza en las y los adultos mayores de 65 años y
más, actuales y futuros, fortaleceremos el Pilar no Contributivo a través del aumento
gradual de la Pensión Garantizada Universal (PGU) a $250 mil, desde los $194 mil actuales.
El proyecto de ley prioriza en este incremento a los beneficiarios de menores pensiones.
Asimismo, se incorpora a pensionados que hasta ahora han estado excluidos del sistema de
pensiones no contributivas, como son aquellos sujetos a leyes de reparación y gracia
(exonerados, Valech y Rettig).
2.Nueva cotización de los empleadores y creación del Seguro Social:
Con la finalidad de mejorar las pensiones de actuales y futuros jubilados, considerando
elementos de esfuerzo individual, social y de equidad de género para, con ello, contribuir a
mantener el nivel de vida de las personas en la vejez, la reforma establece una nueva
cotización. Esta será de cargo de los empleadores y, para acotar el efecto en el mercado
laboral, se implementará de forma gradual hasta completar un 6% de la renta imponible:
un punto porcentual por año.
Con esta cotización se construirá el Fondo Integrado de Pensiones que creará el Seguro
Social, el cual entregará los siguientes beneficios:
Pensión del Seguro Social: La cotización del 6% que aportará el empleador generará para el
trabajador el derecho a una pensión. Esta se calculará según el saldo acumulado en la
cuenta personal del Seguro Social, reconociendo el esfuerzo individual sin diferenciación
por sexo.
Solidaridad intergeneracional: Esta pensión contempla una garantía de 0,1 UF por año
cotizado que rige tanto para actuales como futuros pensionados, con un máximo de 30
años.
Compensación por tablas de mortalidad a actuales y futuras mujeres jubiladas, en el
componente de capitalización individual. Se asume que la mujer vivirá lo mismo que el
hombre (tope de pensión autofinanciada UF 15: $519 mil a valor actual), compensando la
diferencia respecto a la pensión obtenida.
Lagunas: Cada vez que se usa el Seguro de Cesantía, individual o colectivo, paga las
cotizaciones del 10% y el 6% con cargo al Fondo de Cesantía Solidario.
Tareas del Cuidado: Otorga cotizaciones para cuidados de dependencia, severa o moderada,
para personas inscritas en el Módulo de Cuidadores del Registro Social de Hogares (RSH),
con un tope de 2 años.
Maternidad: Se registran 24 cotizaciones por 6%, que se agregan al bono por hijo del 10%.
Mecanismo redistributivo de ingresos altos a medios y bajos.
Pensión de sobrevivencia: En caso de fallecimiento de la persona pensionada, la reciben sus
beneficiarios: cónyuge e hijos menores de 25 años que estudian.
3.Fin al modelo de las AFP: Reorganización de la industria en el Pilar Contributivo
Con el objetivo de mejorar la eficiencia del Pilar Contributivo y elevar las pensiones, se
propone una reorganización de la industria previsional, lo que disminuirá los costos al bajar
las comisiones de los afiliados, permitirá aprovechar las economías de escala en beneficio
de los afiliados y generar más competencia en la gestión financiera.
La propuesta, que considera el término del modelo de AFP, contempla la creación de un
Inversor de Pensiones Público y Autónomo (IPPA) y permitirá la creación de Inversores de
Pensiones Privados (IPP). La nueva entidad pública, el IPPA, gestionará de forma exclusiva
el Seguro Social, al que se destinarán los aportes del 6% que haga el empleador, y competirá
con los inversores privados, los IPP, por la administración de la cotización del 10,5% del
trabajador.
El Instituto de Previsión Social (IPS) pasará a ser el Administrador de Pensiones Autónomo
(APA) y concentrará las actividades de soporte. Se fortalecerá su autonomía, potenciando
su gobierno corporativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *